Corbata

Complemeto para usar sobre una camisa y anudado al cuello, fabricado generalmente en seda, pero en la década de los 80 se llegaron a usar unas corbatas cuadradas tejiadas en lana.

Su nombre deriva del italiano “crovatta” haciendo referncia a los oficiales del ejército Croata del siglo 17 que lucian pañuelos de colores rodeando el cuello en la guerra Turco – Croata.

Durante la revolución francesa, la corbata se volvió un símbolo de estatus y por primera vez adquirió un valor político: el revolucionario la llevaba de color negro, mientras el contrarrevolucionario se la ponía blanca.

Durante el siglo 19 las personas consideradas elegantes llevaban una enorme corbata en su cuello, algo parecido a lo que hoy llamaríamos bufanda.

Durante el principio del siglo 20, se profetizó su desaparición ya que era una prenda sin sentido funcional, aunque como todos sabemos fue el siglo de su coronación final en todo el mundo, se le atribuyen sentidos estéticos como por ejemplo favorecedor de la delgadez.

En el siglo 21 en trabajos relacionados con tecnología, llevar corbata es un error. La generación Geek nunca usa corbata y desconfía de todo hombre que la lleve.

En cambio en determinados trabajos relaciondos con los poderes del Estado no usar corbata no solo está mal visto sino que se le puede aplicar sanciones, por ejemplo al abogado que no use corbata delante de un juez. Contadores y funcionarios Estatales nunca dejan de usar corbata.

El nudo más famoso es el nudo de corbata Windsor pero también existe un nudo triple llamado “nudo trinidad” (trinity knot).