Mini falda Historia

Es una prenda de vestir femenina dentro de la categoría de “polleras”  o “faldas” según la denominación de cada país.

La condición para que se denomine “mini falda” es que la misma no debe exceder de los 10 cm. del fin de la nalga de la mujer.

La minifalda conjuntamente con el bikini es una manifestación simbólica de la liberalización de la mujer.

Historia:
Hay antecedentes de uso de faldas muy cortas por parte de esclavos griegos y soldados romanos. Lentamente con el paso del tiempo en los primeros años del cristianismo la túnica larga es la que se impone y luego se crea el pantalón que es una de las prendas básicas de la edad media.

Los primeros antecedentes de faldas por arriba de la rodilla se dieron durante los “Años locos” (1920-1929). Por ejemplo en 1927 Josephine Baker’s en un espectáculo de teatro realizó un baile con una minifalda confeccionada con bananas, el baile era toda una provocación para aquella época. En el siguiente enlace podremos ver el video de Josephine en Youtube:  Minifalda de bananas

También la tenista Suzanne Lenglen se animo a una falda corta por arriba de las rodillas en un vestido sin mangas creado por el estilistas Jean Patou en el año 1921. Pero era una necesidad para la práctica del deporte que para la revolución de la minifalda.
tenista-Suzanne

En 1928, durante los juegos olímpicos de invierno, la patinadora noruega Sonja Henie aparece con una falda más corta aún, causando asombro por la audacia.

A fines de los años 50 y principios de los 60 algunas mujeres en Londres y Paris se animaban a vestidos con faldas cortas confeccionadas por sus modistas. Esto inspiró a las dos personas a las que se les atribuye la creación de la minifalda. La británica Mary Quant y el francés André Courrèges.

Mary Quant en 1962 comercializa por primera vez la minifalda en su tienda de ropa llamada Bazaar en Kings’ Road, en el barrio londinense de Chelsea.  La inspiración para llamarla “mini falda” se basó en el automóvil Mini. Ella misma afirma que la idea le surgió de los vestidos cortos que vió en la localidad Francesa de Saint-Tropez, aunque existe un rumor que en realidad compró una minifalda en ese lugar y lo que hizo fue rediseñarla y llevarla a Gran Bretaña.

Según Yvonne Deslandres y Florence Müller en su libro “Historia de la moda en el siglo 20” en 1963 el estilista francés Jacques Delahaye había intentado poner en moda la minifalda en Francia, pero sin éxito, tal vez porque se adelantó demasiado a su tiempo.

En 1965 Mary Quant realiza una colección de ropa donde incluye la minifalda, el éxito entre las jóvenes se produjo de inmediato, tal es así que es considerada como un símbolo inequívoco del movimiento denominado “Swinging London” de la década del 60.

En enero de 1965 el famoso modisto francés André Courrèges realiza una colección “primavera – verano 1965” donde la minifalda era el tema principal; por supuesto, con el estilo futurista que tenía André. La contribución de Courrèges es que no continua con el diseño recto sino que sus minifaldas tienen la famosa forma de trapecio, muy común en las faldas modernas.Minifalda trapecio

Mary Quant se enfoca en ofrecer minifaldas económicas, de corte futurista pero muy prácticas, las combina con botas largas, siendo todo un símbolo de la liberación sexual femenina. Además en los años 60 la indumentaria “Prêt-à-porter” (listo para usar) estaba en su apogeo, las minifaldas son prácticas y listas para usar sin ningún tipo de ajuste por parte de una modista; por eso las minifaldas de Mary Quant eran compradas tanto por las chicas hijas de los nobles y ricos como por parte de las hijas de los trabajadore, además llenaron de colores vivos las calles. Sin duda una revolución cultural en una sociedad acostumbrada a los sobrio, recatado y de colores poco llamativos.

En 1966 se llegan a vender 200.000 minifaldas en Francia. La revolución es tan grande que se usa la minifalda para las preadolecentes mujeres y el pelo largo para los adolecentes varones. A fines de los 60 la moda se impone con botas largas y minifaldas. Las actrices Brigitte Bardot y Claudia Cardinale aparecen en las revistas y diarios de la época vistiendo la combinación de botas y minfaldas, asegurando la consolidación definitiva de ambas prendas.

En idioma francés la minifalda se denomina “MiniJupe” y en Inglés Miniskirt.